Perú, país altamente sísmico

Nuestro país se encuentra en una zona sísmica activa. Basta con recordar que en 1746 hubo un terremoto que destruyó Lima,  siendo el más afectado el Callao con un tsunami que arrasó con la mayoría de sus casas y habitantes. El segundo movimiento más recordado registra en el año 1940 y el siguiente en 1974.

El terremoto de 1974 fue en Yungay, donde 186 mil viviendas quedaron tapadas por el alud y donde solo 300 personas sobrevivieron para contarlo. La ayuda tardó en llegar y hasta la prensa internacional se interesó por el tema, sin embargo, todo eso quedó en el olvido, y Lima no tuvo sismos de fuerte intensidad, que no pasaban los 4 grados.

Seguido de los recuerdos de los tormentosos años, el 2007 también marcó el recuerdo de todos los peruanos. Las noticias indicaban el lugar del epicentro y la intensidad, Pisco fue el más perjudicado con una intensidad de 7.0 en la Escala de Richter que sacudió dichas zonas dejándolas en verdaderos escombros.

Fuente: igp.gob.pe

En el país, si se registra un movimiento telúrico de 8 grados, más de 20 mil personas resultarían damnificadas y 4 mil viviendas se colapsarían. Sin contar las viviendas que están en los cerros y los 1 200 asentamientos humanos donde el 35% solo son de material noble pero no están construidas adecuadamente.

Sin embargo, las medidas que el Estado peruano hasta el momento ha tomado son válidas pero no son suficientes. La conciencia de tomar medidas preventivas cumpliría un gran papel frente a cualquier movimiento sísmico que se registre en el país. Estemos preparados.

Anuncios