Presos de una ilusión (¿?)

La próxima semana jugamos un partido decisivo para nuestras aspiraciones hacia el Mundial Brasil 2014. ¿Qué tan factible es sacar un buen resultado en La Paz ante Bolivia?

“El partido ante Bolivia no es de vida o muerte”, declaraba Sergio Markarián, director técnico de la selección peruana de fútbol, el pasado martes 18 de setiembre ante los medios de comunicación nacionales.
‘Don Sergio’ sostuvo que la aclimatación que tiene ahora el combinado nacional “no asegura un triunfo ante el cuadro boliviano”.

Tras la victoria y empate contra Venezuela y Argentina respectivamente, Perú sale a La Paz y Asunción para rescatar puntos en condición de visita (Foto: Depor).

Cómo no pensar que el encuentro ante el cuadro dirigido por el español Xabier Azkargorta no es vital, cuándo en el actual tabla de posiciones nos encontramos en zona roja, aún retrasados de ese ansiado quinto puesto que –aunque sea- no asegure un repechaje de cara al campeonato en Brasil.

El equipo de todos se encuentra en la sétima ubicación en la tabla de posiciones, a cinco puntos de la quinta casilla, la cual la conserva actualmente Chile.
Colombia, con su delantero Radamel Falcao a la cabeza, y Chile con el ‘Chupete‘ Suazo y Matías Fernández como jugadores principales, lograron categóricos e indiscutibles triunfos ante los bolivianos en La Paz, dejando de lado a ‘seleccionados’ o jugadores locales que se adecuen a la altura.

¿Es que acaso Paolo Guerrero no puede jugar aunque sea 10 minutos a más de 3500 metros sobre el nivel del mar? ¿Con Farfán lo mismo? ¿Con los restantes también? Ratoneando.
Lo que es cierto es que Markarián –lo siguiente suena descabellado y hasta da miedo- hará debutar a jugadores del medio local en un partido transcendental como ante Bolivia. Hablamos de Rafael Farfán (Sport Huancayo), José Carvallo (FBC Melgar), Christian García (Cienciano) y Joel Sánchez (Univ. San Martín).

De perder ante Bolivia, las posibilidades de asistir a la cita mundialista se verían derrumbadas, más aún si nuestros objetivos –que son alcanzar o pasar a Venezuela y Bolivia- ganan sus respectivos partidos. Cómo no creer que no sea de vida o muerte. ¡NO HAY OTRA!


Tras jugar contra los altiplánicos a La Paz –súmale a eso la altura de esa ciudad- nos jugamos una nueva vida, pero esta vez ante Paraguay; mejor dicho ante una de las peores selecciones guaraníes de los últimos años. Aquí no se puede especular: se debe ganar sí o sí dada la situación de los paraguayos (están últimos en la tabla de clasificación con 4 puntos).
De estos seis puntos, mínimo 4 se deben quedar con la bicolor, sino… CHAU MUNDIAL Y A BAILAR SAMBA EN LIMA. Cállenme la boca el próximo fin de semana, muchachos.

Anuncios