Creamfields Perú: Imposible no bailar

El festival de música electrónica más grande del mundo reunió a cerca de 27 mil personas en el Fundo Mamacona

El DJ holandés Armin Van Buuren hizo vibrar a las personas que fueron al Main Stage de Creamfields Perú.

Por Renzo Castillo

Lima vivió una fiesta de aquellas, de esas que no dan ganas de irse nunca. El pasado sábado 17 de noviembre Lima fue nuevamente testigo de una de las celebraciones de los amantes de la música electrónica en la sexta edición de Creamfields Perú. Esta vez, el DJ holandés y considerado número 1 del mundo, Armin Van Buuren, se puso el traje de estrella para hacer bailar a una multitud que se hizo presente desde las 6pm en el Fundo Mamacona de Lurín.

Como en versiones anteriores, la presente versión tuvo más de 25 DJ´s entre extranjeros y nacionales, los cuales se repartieron en cuatro escenarios que soltaban sus ‘beats’ simultáneamente: Main Stage, Cocoon Arena, Superclub Tent y Redbull Cold (esta última integrada solo por artistas peruanos).

Los internacionales que dieron el inicio a esta fiesta electrónica fueron Henry Saiz (España) y el argentino Hernán Cattaneo, quienes con mezclas de house progresivo hicieron el público se sintiera en un viaje hacia otra galaxia.

La carpa Cocoon que se encontraba representada por un sonido más under tuvo varios DJ´s reconocidos como Miss Kittin, Dorian Pac y Sascha Dive. Una música mas tech-house era característica de este escenario, el cual cerró Mathias Kaden a las 6:30 aproximadamente del domingo 18. La producción tuvo que decirle al DJ que cortara la música medio hora antes debido al horario, pero tras la insistencia de Kaden y el pedido a gritos del público, la fiesta se prolongó por media hora mas (fue el último escenario en concluir).

Si bien es cierto que Superclub Tent fue el lugar con menor capacidad de personas, esto no fue impedimento para que sea uno de los stages con fuerza de todos. Las duplas de Tale of Us, M.A.N.D.Y., Livio & Roby; así como Steve Lawler y Claude VonStroke, hicieron saltar, vibrar y corear cada una de las mezclas de estos genios de la consola.

Retornado al escenario principal las gemelas NERVO y Armin Van Buuren se encargaron de llevar Creamfields a otro nivel. Sus presentaciones tuvieron un lleno total donde e inclusive hubo algunos que soltaron lágrimas al empezar sus tracks. Ya con el cielo claro por el amanecer del domingo, James Zabiela, productor y DJ británico, cerró lo que sería una vibrante jornada en el Main Stage. Nos vemos el próximo año.

Anuncios